5 errores que acabarán con tu e-commerce

  |   Blog

Hablar del e-commerce como una tendencia empieza a sonar anticuado. El negocio de la venta por Internet ya no es una tendencia: es una realidad que ha venido para quedarse. La obsesión de los profesionales de las tiendas online es conseguir ventas, pero, a veces, es difícil saber si estamos siguiendo los pasos adecuados para llegar a conseguirlo.

El porcentaje de proyectos online que fracasan durante el primer año de su existencia es elevado. ¿Por qué? Es relativamente fácil identificar los principales errores y la verdad es que son fácilmente evitables. Si no quieres que tu empresa sea una más de las que se quedan en el camino, presta atención a los siguientes errores:

 

gastos tienda online

 

1. No controlar el cashflow

Hablemos claro: si florecen tantos negocios de venta online es por las pocas barreras económicas que existen para abrir uno. No obstante, vender por Internet no es gratis. Hay esfuerzos de tiempo y dinero que debemos tener en cuenta. Pagos a proveedores, inversiones en publicidad, sueldos de trabajadores… Controlar el dinero que ingresamos por las ventas y los costes de nuestra empresa es clave para mantener un e-commerce rentable.

Creer que ingresaremos dinero desde la activación de la web es una falsa ilusión que nos puede salir muy cara. Es posible que nuestro plan de acción inicial no tenga muy en cuenta la rentabilidad del proyecto durante los primeros meses. La creación y promoción de la web es un gasto inicial que tenemos que recuperar progresivamente, y debemos dar margen a la gente para que llegue a conocer nuestra existencia. Una de las maneras de optimizar nuestro presupuesto es confiar en un Business Center para ubicar nuestra empresa.

 

montar tienda online

 

2. Sentarse a esperar las ventas

A veces, no son las personas más guapas las que más ligan, sino las que tienen más labia. Del mismo modo, de nada sirve invertir mucho dinero y tiempo en crear una web perfecta si no vamos a promocionarla luego. Es un grave error que nos hará perder la inversión inicial.

La publicidad online es una lucha por la atención del consumidor. La visibilidad de nuestra web es muy importante. En Internet no competimos con el resto de empresas de nuestra ciudad, sino con las de todo el mundo. Hay muchas formaciones disponibles en Internet que nos prepararán para comunicar nuestras ventajas mediante el marketing digital.

Al preparar tu plan de marketing digital, procura no confiar en la viralidad de la red. Tómate el tiempo que consideres necesario para conocer a tu cliente, enfoca tus acciones para impactarle correctamente y conoce su proceso de compra de inicio a fin, mimándolo a cada paso.

 

aumentar ventas

 

3. No medir ni analizar el progreso

No hay viento favorable para quién no sabe a dónde va. Pero si ni siquiera sabemos hacia dónde sopla el viento… ¿Qué estamos haciendo?

Conocer la realidad de nuestra empresa evitará que tengamos las expectativas demasiado altas o bajas sobre nuestro rendimiento.

Por muy pequeña que sea nuestra empresa, tomar decisiones data-driven (respaldadas por analítica) nos permite minimizar nuestros errores y, por tanto, tener más posibilidades de seguir a flote y crecer.

Un buen punto de partida es realizar un análisis de mercado antes de empezar a vender. Algunas de las buenas prácticas del sector se pueden aprender observando a la competencia.

Gracias a herramientas como Google Analytics podemos conocer datos como en qué paso del proceso de compra perdemos más clientes potenciales o qué paginas de nuestra web son las más visitadas.

 

logistica ecommerce

 

4. Olvidar la logística

Conseguir que la gente meta el producto en el carrito de la compra, introduzca sus datos y pague es sólo un paso del proceso. ¿Qué sucederá si recibimos más compras de las que podemos gestionar? ¿Estamos preparados para realizar 200 envíos de producto en un día?

Morir de éxito es mejor que cerrar por falta de ventas, pero al final del día habremos fracasado del mismo modo. No defraudar al cliente debe ser una de nuestras prioridades al vender en Internet.

Es crucial conocer la estacionalidad de nuestro producto y adaptar nuestra logística a ella. ¿En qué meses vendemos más? ¿Realizamos envíos internacionales? El control de la demanda, el stock y las garantías legales que ofrecemos para las devoluciones deben conocerse previamente.

 

fidelizar clientes

 

5. Conseguir una venta no es el final del proceso

Después de atraer al cliente a nuestra web y conseguir su compra, nuestro trabajo no ha terminado. ¿Te gustaría que esa venta fuera recurrente? ¡Entonces cuida el proceso post-venta!

La satisfacción del usuario es una obsesión por distintos motivos. El empoderamiento de la audiencia gracias a herramientas como las redes sociales nos obliga a ser expertos en cumplir y superar la expectativas del cliente. No sólo se trata de conseguir que vuelva a confiar en nuestro producto, sino de que hable bien de nosotros a sus círculos de influencia.

Cuidar a un cliente hoy nos puede reportar beneficios futuros, permitiéndonos crecer exponencialmente. Conocer estos consejos te permitirá triunfar donde tantos han fracasado. Evita los errores de otros, no tengas miedo a cometer los tuyos y aprende de ellos. Conseguir una web ganadora requiere atención al detalle y pensamiento estratégico. ¡Demuestra que eres un profesional con ambas y empieza a trabajar en tu negocio online!

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone