5 tecnicas para entrenar tu liderazgo

  |   Sin categoría

Nadie es capaz de convertirse en el mejor de la noche a la mañana. Por más cualidades innatas que se tengan, el entreno y el esfuerzo diario son la única solución posible para alcanzar el éxito. Pero, ¿cómo puedo entrenar este liderazgo? Hoy te proponemos 5 entrenamientos con los que conseguirás fortalecer tus dotes de líder.

1. Piensa en situaciones de crisis

Los emprendedores se caracterizan por tener una actitud positiva con respecto a la vida. Es por este motivo que, para ellos, no hay fracasos sino nuevas oportunidades para aprender o mejorar. Un buen ejemplo de como una crisis puede ayudarte a reforzar tu liderazgo es hacer una retrospectiva de algún momento en el que te enfrentaste a una derrota y ver qué cosas ahora harías diferente si esa situación volviera a suceder. Seguro que encontrarías soluciones diferentes.

2. Haz balance diario

Un buen líder tiene la habilidad de resolver problemas. O, por lo menos, de encontrar soluciones. Desgraciadamente, no todo el mundo nace siendo resolutivo. Si te cuesta encontrar la solución a los problemas tendrás que entrenar esta habilidad del liderazgo. ¿Cómo? Una buena técnica es la de empezar la jornada con una octavilla encima de la mesa. En la parte izquierda del papel, anota los diferentes problemas que veas que van surgiendo a ti y a tu equipo. Cuando tengas un poco de tiempo para pensar, aprovecha la parte derecha de la hoja para escribir 3 soluciones diferentes al problema.

 

liderazgo

 

3. Aprende a asumir riesgos

El líder es una persona que es capaz de tomar la iniciativa y guiar al resto del equipo hacia senderos desconocidos. En otras palabras, el líder es capaz de asumir riesgos. Si eres una persona más bien indecisa a la que le cuesta salir de la zona de confort, es bueno que trates de entrenar tu seguridad todos los días. Realiza 3 ó 4 acciones diarias que te obliguen a arriesgarte un poco. Llegar 15 minutos antes a la oficina, tomarte un café con aquella persona de la oficina con la que tienes menos trato o empezar un curso online… ¡Seguro que se te ocurren buenas ideas!

4. Ponte retos diarios

Es evidente que tener una agenda es de gran utilidad. Anotarse los eventos que tendrás en el futuro te ayuda a organizarte y ordenarte mejor tu jornada. Pero, en la mayoría de las ocasiones, estos propósitos están planteados a un largo/medio plazo. ¿Y si te plantearas objetivos diarios? Un buen ejercicio para mejorar tu planificación diaria es anotarse en la agenda 2 ó 3 retos diarios.

5. Rodéate de los mejores

¿Quién es el mejor en tu sector?¿Lo sigues en Twitter y Linkedin?¿Ha escrito algún libro?¿Aparece en los medios? Es importante que te hagas una lista con modelos a los que quieras seguir. Sólo así conseguirás impregnarte un poco de su buen hacer.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone