4 razones para optar por el coworking en Barcelona

  |   Blog

El coworking no consiste solo en compartir oficina para ahorrar gastos, sino que conlleva una forma de organización del trabajo basada en espacios compartidos y orientada a lograr sinergias entre profesionales.

Ahora mismo, el coworking es una tendencia global en auge que cambia la forma de entender los espacios de trabajo y las relaciones profesionales que se establecen en su interior.

En este momento, existen unos 13.000 espacios de trabajo de este tipo en todo el mundo, según Deskmag, publicación especializada en espacios de trabajo colaborativos. De entre ellos, unos 2800 se situarían en Europa.

Sólo en Barcelona, había más de 100 espacios de coworking ya en 2014.

Pero ¿qué es lo que empuja a profesionales y empresas a optar por espacios de coworking?

¿Por qué optar por el cowoking?

1. Ahorro de tiempo y dinero

La ventaja del ahorro es, tal vez, la más evidente. Aunque no sea la única ni la principal motivación de quienes optan por el coworking, es obvio que este tipo de organización permite un ahorro considerable de dinero, tiempo y recursos.

Por lo que respecta al local, los espacios de coworking suelen ofrecer amplias zonas de trabajo, así como salas de reunión y espacios comunes. Alquilar oficinas con posibilidades equivalentes de forma individual nos resultaría evidentemente mucho más costoso.

Por otra parte, los coworking suelen situarse en zonas céntricas y bien comunicadas a las que nos sería complicado acceder mediante el alquiler tradicional de oficinas individuales. En el caso de Barcelona, por ejemplo, es posible establecer el negocio en arterias de tanto prestigio como Paseo de Gracia o la Avenida Diagonal mediante los servicios de centros de negocios.

Pero más allá del alquiler del espacio, el coworking nos ahorra la preocupación de tener que contratar servicios de todo tipo, desde la conexión a internet hasta la electricidad o los servicios de limpieza.

2. Flexibilidad

En relación con el ahorro, el coworking nos proporciona además una flexibilidad de la que no podríamos disfrutar trabajando en solitario.

Como en el caso del alquiler de oficinas y despachos en centros de negocios, podremos elegir entre distintas modalidades que nos permitan pagar solo por lo que verdaderamente necesitamos: espacios para todo el día, para media jornada, para un tiempo determinado, etc.

En general, cuando optamos por espacios de coworking y centros de negocios, nos resulta mucho más sencillo irnos adaptando a nuestras necesidades a medida que estas van cambiando a lo largo del tiempo.

3. Un espacio de trabajo propio

Para el trabajador freelance, además, establecer su lugar de trabajo en un coworking significa no solo un ahorro de tiempo y dinero sino la posibilidad de separar definitivamente su espacio privado de su lugar de trabajo.

Con ello, el profesional logra evitar las distracciones propias de trabajar en casa y, a la vez, facilita la conciliación de la vida familiar y laboral.

 

 

 

4. Ampliar la red de contactos

Sin embargo, tal vez el mayor atractivo de los espacios de coworking es la posibilidad de relacionarse con otros profesionales de nuestro mismo ámbito o de otros, y establecer con ellos sinergias que de otro modo nunca llegarían a generarse.

Trabajar en un coworking ayuda al emprendedor a superar el aislamiento del trabajo en solitario convirtiéndose en un lugar propicio para el intercambio de ideas y establecimiento de contactos.

No en vano los espacios de coworking suelen organizar eventos de networking que promuevan dichos intercambios. Además, suelen estar diseñados y equipados para alcanzar el máximo confort y productividad de los profesionales a los que acoge. Ello incluye espacios comunes para el descanso o el esparcimiento donde pueden establecerse contactos de forma distendida, y generar múltiples y nuevas oportunidades profesionales.

Tanto es así que, según datos de la encuesta global sobre cowoeking de Deskmag, el 71% de los coworkers afirma haber colaborado con otros coworkers: la mayoría lo hicieron en pequeñas tareas mientras que un 11% llegó a crear una nueva empresa o a emprender un nuevo negocio.

Esta entrada también está disponible en: Catalán