¿Por qué las startup prefieren Barcelona?

  |   Blog

Startup es un concepto referido, en términos generales, a empresas jóvenes, innovadoras, que responden a una oportunidad de negocio importante y tienen un crecimiento rápido e intenso.

Para Steve Blank, emprendedor e impulsor del movimiento Lean Startup, la startup no es una versión reducida de la gran empresa tradicional sino más bien “una organización temporal en busca de un modelo de negocio rentable, que puede repetirse y que puede hacerse más grande”.

Barcelona, destino de startup

Según el reciente informe Spanish startup ecosystem, durante el año 2017, el número de startups en España creció un 20% respecto al año anterior, llegando a las 3.258.

De estas, alrededor de 1.100 se ubicaron en Barcelona, que concentra así el 34% de las startup de todo el Estado y se sitúa como el quinto hub europeo, sólo por detrás de Londres, Paris, Berlín y Dublin.

Además, Barcelona ocupa el tercer puesto en el ranking de ciudades más atractivas para comenzar una nueva empresa.

Pero, ¿cuáles son las condiciones que convierten a Barcelona en una ciudad tan atractiva? Según Pablo Sánchez, director general de Mytaxi en España, el atractivo de Barcelona para el talento internacional reside en su carácter cosmopolita y culturalmente activo, así como en su ubicación geográfica.

Lorenzo di Pietro, director ejecutivo de Emprendimiento, Empresa e Innovación de Barcelona Activa, coincide en señalar que Barcelona reúne una combinación de factores que la convierten en un destino seductor para las startup. En una entrevista a Coolture Magazine, destacaba, entre ellos, los siguientes:

  • Ciudad geográficamente bien situada y bien conectada.
  • Infraestructuras de primer nivel como un aeropuerto internacional y un puerto pionero.
  • Escuelas de negocio con capacidad de generar talento.
  • Marca en la que se trabaja la imagen de una ciudad abierta, creativa, acogedora y singular.
  • Sensibilidad desde la Administración pública para la creación de este ecosistema.

 

Grandes eventos en Barcelona

Parte del atractivo de Barcelona tiene que ver con la cantidad y calidad de grandes acontecimientos relacionados con la tecnología y el mundo empresarial. Encabeza la lista el Mobile World Congress (MWC), cuya edición de 2018 reunió a 2.400 empresas expositoras y atrajo a 107.000 asistentes.

En el marco del MWC, se celebra también el 4 Years from Now (4YFN), una plataforma organizada por Mobile World Capital Barcelona y GSMA, que permite a nuevas empresas, inversores, corporaciones e instituciones públicas descubrir, crear y lanzar conjuntamente nuevos proyectos. La edición de 2018 ha reunido a 600 startups y más de 20.000 asistentes.

También alrededor de la tecnología móvil pero con el objetivo de fomentar el debate y la participación de la ciudadanía en relación al futuro cotidiano de la sociedad actual, Barcelona acoge la Mobile Week Barcelona. Se trata de una iniciativa impulsada por Mobile World Capital Barcelona, que este año ha logrado más de 19.000 asistentes y 120 actividades por toda la ciudad.

Centros de negocios de alta calidad

Barcelona concentra, además, multitud de servicios dirigidos a las startup. Además del apoyo a los emprendedores desde la Administración pública con servicios como los de Barcelona Activa, la ciudad concentra gran cantidad de centros de negocios donde las empresas emergentes pueden establecerse.

Gracias a los centros de negocios, cualquier emprendedor puede establecer su sede en ubicaciones tan céntricas de la ciudad como el Paseo de Gracia o la Avenida Diagonal sin necesidad de alquilar costosos despachos, ni perder tiempo y dinero adecuándolos a su actividad.

Los centros de negocios suelen ofrecer a este tipo de empresas, servicios como:

Con ello, los emprendedores pueden trabajar con todos los servicios de las empresas más consolidadas sin tener que invertir tiempo y recursos contratando servicios adicionales como secretariados, servicio de catering, mensajería, etc.

Para un emprendedor, instalarse en un centro de negocios significa empezar a trabajar de inmediato y, a la vez, ahorrarse una fuerte inversión inicial, reducir costes fijos, acceder a multitud de servicios adicionales y, en general, reducir riesgos y preocupaciones al emprender un nuevo proyecto empresarial.

Esta entrada también está disponible en: Inglés Catalán