5 Tips para convertirse en un Líder en el trabajo

  |   Blog

Ser líder no se reduce, únicamente a mandar más que nadie y tener un sueldo superior al resto de los subordinados. Según la RAE, el líder es la persona que encabeza y dirige a un grupo. En está definición, cabe apuntar que el líder tiene que ser parte integrante del equipo y ser capaz de premiar conjuntamente las victorias y analizar críticamente las derrotas.

Convertirse en un líder en el trabajo puede ser en un verdadero reto personal. Sobre todo, si no ocupas una posición de dirección. Hoy te presentamos 5 consejos que conseguirán convertirte en un líder positivo en tu oficina.

1. Asume responsabilidades

Si quieres ser líder deberías ser capaz de asumir la responsabilidad de todo lo que, directa o indirectamente, hayas hecho. Cuando participes en un proyecto y éste fracase debes ser capaz de reconocer tus errores y analizar críticamente en qué te has equivocado.

Aunque el impulso inmediato frente al fracaso sea huir y exculparse, ten en cuenta que las empresas valoran muy positivamente la gente que es capaz de tomar consciencia de sus errores porque sólo si se hace de este modo es posible encontrar una solución eficiente y rápida.

asume responsabilidades

2. Ten una actitud positiva

Sin riesgo no hay victoria y el exceso de análisis lleva a la parálisis. La gente que muestra recelos frente a las oportunidades de mejora jamás logra crecer profesionalmente. Si bien es cierto que tienes que considerar los pros y las contras, es importante que seas valiente y aproveches las oportunidades que se presentan en la empresa.

De todas formas, tienes que ser cuidadoso con las formas que utilizas para defender tus argumentos. Los líderes son personas conciliadoras que saben escuchar todos los puntos de vista y son capaces de aportar soluciones ante las quejas.

actitud positiva

3. Trata de innovar siempre

Asume riesgos y haz cosas nuevas. Sal de tu zona de confort y no tengas miedo al fracaso. Recuerda que los líderes son capaces de asumir riesgos y no tienen miedo de lo que la gente piense. Aunque, eso sí, no te muevas como pollo sin cabeza y asegúrate de elaborar un plan de acción. Una gran idea no sirve de nada si no está planificada.

ser innovador

4. Adopta una mirada crítica

No es necesario que estés constantemente pensando en nuevas ideas y planes. Lo realmente interesante es que adoptes una visión crítica de tu entorno y busques nuevas maneras para optimizar los recursos de la empresa. Modos de proceder, sistemas para ahorrar dinero a tu empresa, clientes que reconquistar… ¡Tú entorno está lleno de oportunidades!

mirada critica

5. Ponle horas

“Que la inspiración te encuentre trabajando” decía Picasso. El trabajo duro es siempre la base de todo líder. Al principio de este post decíamos que un líder tiene que ser capaz de arrimar el hombro con el resto del equipo para dirigir al conjunto hacía el éxito. Para eso, tienes que ser el primero en dar ejemplo y estar siempre dispuesto a poner horas de intenso trabajo.

trabaja duro