Centros de negocios: más ventajas en tiempos de pandemia

  |   Blog

Instalar una empresa en un centro de negocios tiene múltiples ventajas que, en tiempos de pandemia y con el auge del teletrabajo, cobran aún mayor importancia.

Seguridad e higiene: una preocupación menos

Todas las empresas han tenido que adaptar sus espacios a las nuevas normativas de seguridad surgidas a raíz de la pandemia de COVID-19. Dicha adaptación debe contemplar gran cantidad de factores distintos que hay que conocer e interpretar adecuadamente y que, además, pueden ir cambiando con el tiempo, por lo que requieren mucho seguimiento.

Para garantizar la seguridad de los equipos de trabajo, se han tenido que crear nuevos protocolos de limpieza y desinfección de los espacios. Ello incluye no solamente la desinfección de las superficies sino también la ventilación, para mantener el aire renovado.

Además, en todas las oficinas han tenido que diseñarse itinerarios de entrada y salida que faciliten que los trabajadores no se acumulen en ningún espacio, y que no se crucen en sus desplazamientos dentro de la oficina. Dichos itinerarios deben señalizarse con la correspondiente cartelería.

En cuanto a la señalización, también deben instalarse carteles que recuerden la distancia de seguridad, las zonas de espera, las recomendaciones de higiene, etc.

En resumen, tanto en oficinas grandes como en las más pequeñas, todo el espacio debe repensarse y deben diseñarse e implementarse protocolos que garanticen la seguridad de las personas que trabajan o las visitan.

Todo ello queda resuelto cuando una empresa se instala en un centro de negocios, dado que los protocolos ya han sido implementados y se dispone de medios suficientes para actualizarlos cada vez que sea necesario.

Las empresas ubicadas en centros de negocios tienen resuelta, por lo tanto, la cuestión de la seguridad y la higiene, algo que les permite trabajar con tranquilidad y ofreciendo una imagen de seguridad y rigor de cara las visitas y los clientes.

Flexibilidad: una oficina a tu medida

Uno de los principales atractivos de los centros de negocios es la flexibilidad que ofrecen a las empresas que se instalan en ellos. Los centros de negocios no se dedican al mero alquiler de oficinas y despachos, sino que proporcionan servicios para empresas que incluyen un amplio abanico de ventajas y que son adaptables a las necesidades reales de la empresa en cada momento.

Esta singularidad de los centros de negocios adquiere, ahora, más importancia que nunca. En tiempos de cambios e incertidumbre, un negocio no puede verse forzado a contratar un espacio fijo para una plantilla que puede verse aumentada o bien reducida en poco tiempo.

Algo similar ocurre con la irrupción del teletrabajo: las empresas deben encontrar soluciones adecuadas para dar cabida a un tipo de profesional que no siempre estará físicamente en la oficina, que combinará presencialidad con teletrabajo, o que simplemente podrá cambiar de modalidad en función de múltiples variables.

Sin embargo, la empresa debe poder contar con espacio suficiente para aquellos momentos en los que la presencialidad crezca o en los que sea necesario celebrar encuentros y reuniones.

En ese sentido, la disponibilidad de aulas de formación y de salas de reuniones con distintos aforos es otra de las ventajas de las que se benefician las empresas ubicadas en centros de negocios.

Al poder adaptar los servicios contratados al devenir real de la empresa, se evitan todo tipo de gastos superfluos, desde el alquiler del espacio mismo hasta todo lo que tiene que ver con su mantenimiento y, a la vez, se cuenta con la tranquilidad de poder ampliar dichos servicios siempre que sea verdaderamente necesario.

Esta entrada también está disponible en: Catalán