Custom Pages
[vc_separator type='transparent' color='' thickness='' up='20' down='7']
Transitions
[vc_separator type='transparent' color='' thickness='' up='20' down='7']
Portfolio
[vc_separator type='transparent' color='' thickness='' up='20' down='7']

Cómo reducir el estrés en la oficina

  |   Aulas de formación, Blog, Centro de Negocios, Coworking, Despachos y Oficinas, Oficina virtual, Sala de Reuniones, Showroom, Sin categoría

El estrés es uno de los problemas más comunes entre los trabajadores de distintos sectores y la prevención es clave para proteger el bienestar de los profesionales y evitar pérdidas a la empresa.

El estrés en el trabajo

La reciente publicación Seguridad y Salud en el Trabajo. Estrategia Española, 2023-2027 presta especial atención al estrés laboral: prevé, por ejemplo, analizar el establecimiento de indicadores psicosociales, poniendo el foco en aquellos relacionados con el estrés laboral, entre otros. También anuncia la elaboración de guías para informar sobre estilos de vida, factores biomédicos y estresores laborales, por cuanto incrementan el riesgo cardiovascular.

El INSTT define el estrés laboral como la respuesta, física y emocional, a un desequilibrio entre las exigencias percibidas en el entorno laboral y las capacidades de un individuo para hacer frente a esas exigencias.

Las causas más frecuentes del estrés tienen que ver con los plazos ajustados, trabajar a alta velocidad o la falta de control sobre el trabajo que se realiza. Otras causas pueden deberse, también, a la monotonía, a condiciones de trabajo físicamente peligrosas o la exposición a la violencia.

El estrés conlleva, a menudo, efectos sobre nuestra capacidad de concentración, nuestro rendimiento o sobre nuestra memoria. Suele provocar, también, problemas de sueño, irritabilidad, ansiedad… A veces, incluso provoca problemas físicos como dolores de espalda o problemas cardiológicos.

En los últimos años, ha aumentado el impacto de nuevas formas de estrés como consecuencia de la generalización del uso de las tecnologías en el trabajo. Este es el caso del tecnoestrés, que puede aparecer bajo la forma de tecnoansiedad o de tecnofatiga.

Cómo prevenir el estrés laboral

Cada profesional puede tomar medidas concretas que le ayuden a prevenir el estrés, como asegurarse un descanso de calidad, hacer ejercicio, saber desconectar del trabajo, separando adecuadamente la vida profesional de personal y familiar, etc. La prevención del estrés puede depender de medidas individuales que debería tomar cada trabajador, pero sobre todo de mecanismos de prevención que debe poner en marcha la empresa.

Según el INSST, entre ellos deberían preverse el adecuado diseño de puestos de trabajo y una clara definición de las competencias requeridas, planes de formación continua, etc. También es necesario establecer una buena organización de la jornada laboral y de los tiempos de descanso así como contar con sistemas de información y de comunicación adecuados.

En general, se recomienda aplicar una política de personal y un estilo de liderazgo que proporcione a los trabajadores cauces de participación y asegure que van recibiendo un feedback adecuado sobre su desempeño.

En cualquier caso, las empresas deberían llevar a cabo un análisis y evaluación de los posibles riesgos psicosociales existentes para poder, así, diseñar medidas concretas de prevención.