Custom Pages
[vc_separator type='transparent' color='' thickness='' up='20' down='7']
Transitions
[vc_separator type='transparent' color='' thickness='' up='20' down='7']
Portfolio
[vc_separator type='transparent' color='' thickness='' up='20' down='7']

Las necesidades formativas en las empresas

  |   Aulas de formación, Blog, Centro de Negocios, Coworking, Despachos y Oficinas, Oficina virtual, Sala de Reuniones, Showroom, Sin categoría

El SEPE analiza las necesidades formativas de las empresas y las sintetiza en un informe que, año tras año, va dando cuenta de aquellas competencias que son más requeridas en el mercado de trabajo.

Observatorio de las ocupaciones del SEPE

El Observatorio de las Ocupaciones es el organismo del Servicio Público de Empleo (SEPE) que estudia el mercado de trabajo, las ofertas de empleo, las ocupaciones con mejores perspectivas, así como las necesidades formativas de los trabajadores.

El análisis parte de la realidad de cada momento, dado que se fundamenta en el seguimiento y estudio de ofertas de trabajo publicadas en portales de empleo privados y servicios públicos de empleo.

Cada año, desde 2016, elabora un informe de prospección y detección de necesidades formativas. El informe parte de las ocupaciones identificadas el año anterior como de mejores perspectivas, y aporta conclusiones actualizadas sobre el mercado de trabajo y sobre las cualificaciones de los trabajadores.

En cuanto a las necesidades formativas, el informe las clasifica por familia profesional y las detalla con un alto grado de concreción, distinguiendo necesidades de tipo técnico y competencias transversales.

¿Qué formación necesitan las empresas y los empleados?

El informe resume las principales necesidades formativas por familia profesional. Por ejemplo, por lo que respecta a la familia profesional de la administración y la gestión, se identifican necesidades que tienen que ver con la economía sostenible, la gestión de la investigación, desarrollo e innovación, estrategias de project management, activos financieros, etc.

Sin embargo, el documento baja al detalle y proporciona las necesidades formativas de las 130 ocupaciones concretas seleccionadas. Tomando el caso de los directores de servicios TIC, el informe identifica necesidades formativas de tipo técnico relativas a la gestión económica o al análisis de datos e implantación de Big Data en las empresas. En cuanto a las necesidades transversales y competencias, el informe cita, por un lado, las aplicaciones de trabajo colaborativo o la ciberseguridad y, por el otro, la gestión de equipos en teletrabajo, el liderazgo y gestión emocional y la motivación de equipos.

Este tipo de información puede resultar de utilidad a las empresas en el momento de diseñar los planes de formación interna para sus equipos de trabajo. El informe detecta, por ejemplo, un desajuste entre la formación de los empleados en materia TIC y las necesidades de las empresas. Por ello, es muy probable que los planes de formación de las empresas tengan que contemplar la adaptación de sus empleados a sus propios procesos de transformación digital. Otros aspectos comunes a la mayoría de las ocupaciones que identifica el informe tienen que ver con el conocimiento de idiomas (en particular, el inglés) o con todo aquello relacionado con las habilidades comerciales y de atención y fidelización de clientes.