Networking virtual. Cómo incrementar nuestros contactos

  |   Blog

El networking es una de las claves para que las empresas avancen y crezcan en cuanto a ideas, posibilidades y nuevas metodologías. Sin embargo, especialmente en tiempos de pandemia, no es sencillo acudir a eventos presenciales que favorezcan el establecimiento de nuevos contactos de tipo profesional.

¿Dónde encontrar nuevos contactos?

El intercambio de ideas, metodologías y recursos es un motor muy significativo para el impulso de las empresas, dado que les proporciona nuevos horizontes que, de forma individual, no hubieran podido explorar. Por eso, el networking es una actividad que ningún profesional ni empresa debería desdeñar.

El establecimiento de nuevos contactos es relevante tanto a nivel individual como colectivo, es decir, es algo que enriquece tanto al profesional en el desarrollo de su carrera, como a la empresa en el desarrollo de su negocio.

El networking, por lo tanto, puede orientarse desde ambos puntos de vista: igual que cada profesional puede buscar nuevos contactos para prosperar en su carrera, las empresas pueden promover y facilitar el networking entre sus equipos de trabajo y en relación con los de otras empresas.

Networking interno. Ampliando contactos dentro de la empresa

Cuando pensamos en networking, habitualmente reducimos su ámbito al encuentro de nuevos contactos profesionales fuera de nuestra empresa. Sin embargo, no tiene por qué ser así.

Muchas empresas se organizan por áreas o departamentos que trabajan como compartimentos estancos, con pocos o nulos contactos entre sus trabajadores más allá de las tareas diarias.

De este modo, se pierden muchas oportunidades de intercambio de ideas y de aprovechamiento del propio talento dentro de los equipos de trabajo.

Por ello, impulsar encuentros o configurar grupos de trabajo transversales para proyectos concretos puede aportar aires nuevos a la empresa.

En tiempos de pandemia, cuando los encuentros presenciales se ven reducidos, es importante contar con aplicaciones que faciliten la coordinación de equipos de forma remota.

Estas aplicaciones no deben limitarse a las videoconferencias, sino que, más allá de ellas, es recomendable establecer canales de contacto permanente mediante plataformas de comunicación y de trabajo colaborativo. Dichas plataformas pueden incluir la creación de grupos de trabajo, celebración de videoconferencias o llamadas, asignación de tareas, chats, compartición y edición conjunta de archivos, etc.

Redes sociales profesionales

Las redes sociales son, tal vez, el canal más conocido para el networking virtual, con ejemplos tan ampliamente conocidos como LinkedIn o Xing. Cada persona y cada empresa debería, sin embargo, analizar bien cuál es la red o redes en las que le es más beneficioso participar.

Como en cualquier proyecto, el salto a las redes sociales profesionales debería estar precedido por un análisis de necesidades y contar, además, con una evaluación que pueda medir sus efectos y valorar si hemos logrado el impacto esperado.

Para lograr los efectos que nos hemos marcado, lo más recomendable es encargar las tareas relacionadas con las redes sociales a un profesional de la comunicación y el marketing digital, ya sea interno o externo.

Participación en eventos online

La pandemia ha conllevado una explosión de eventos online, desde webinares hasta videos en directo, foros o incluso congresos virtuales.

La organización de webinares, por ejemplo, es una ocasión para dar a conocer nuestros proyectos al público, pero también lo es para invitar a profesionales de otras empresas para que aporten su punto de vista al tema tratado. De igual modo, la participación de nuestros profesionales en eventos organizados por otras empresas puede ser también una fuente de nuevos contactos.

Con ello, no solo lograremos mayor visibilidad de nuestra marca, sino que, seguramente, podremos establecer nuevas sinergias con otros profesionales y con otras empresas con las que podamos compartir necesidades y aspiraciones o con las que nos podamos complementar.