¿Qué es un Business Center?

  |   Blog

Un business center o centro de negocios es un centro destinado a proporcionar a las organizaciones todos los servicios que necesitan para desarrollar su actividad profesional. Dichos servicios van desde el alquiler de oficinas y despachos, salas de reunión y aulas de formación hasta la atención telefónica, el secretariado, la oficina virtual o la mensajería.

Ventajas de los Business Center

Los business center o centros de negocios conllevan grandes ventajas respecto a las alternativas más tradicionales.

Alquilar despachos y oficinas totalmente equipados

Los centros de negocios permiten que las empresas dispongan de espacios de trabajo perfectamente equipados y con todos los servicios en funcionamiento desde el primer día.

Ello significa que dispondremos de oficinas y despachos con el mobiliario y equipos informáticos listos para su uso. Además, por norma general, los despachos pueden configurarse como el cliente desee, disponiendo las mesas de trabajo y los armarios como mejor nos convenga.

Por otra parte, los centros de negocios no se limitan al alquiler de oficinas y despachos, sino que las empresas que se ubican en ellos disponen también de espacios de recepción, de salas de espera, salas de reuniones, aulas de formación, así como servicios de tipo tecnológico como las videoconferencias.

 

Ubicaciones de prestigio

Los business center suelen encontrarse ubicados en lugares privilegiados como zonas de negocios céntricas de las grandes ciudades. Alquilar un despacho tradicional en una ubicación de este tipo es probablemente inaccesible para la mayoría de empresas, por los costes económicos y la escasa disponibilidad de espacios.

Sin embargo, asentar nuestra sede en un centro de negocios nos permite acceder a dichas ubicaciones, bien comunicadas tanto en transporte público como en vehículo privado, sin los costes ni los riesgos que entraña el alquiler convencional.

 

 

Ahorro de tiempo y dinero

Contratar los servicios de un business center o centro de negocios supone siempre un ahorro respecto a las opciones tradicionales de alquiler de una oficina .

Como hemos visto, el centro de negocios nos permite trabajar en una oficina ya totalmente equipada, pero que dispone, además, de todos los servicios complementarios que podemos necesitar: telefonía e internet, recepción, reprografía, limpieza, climatización, etc.

Todo ello implica que se acaban reduciendo los costes fijos mientras que contaremos con una amplia flexibilidad ya que los servicios se pueden ir adaptado a las necesidades cambiantes de la empresa.

Esto es especialmente interesante para las empresas de nueva constitución o aquellas que abren nuevas delegaciones ya que minimiza los costes y riesgos asociados al inicio de un negocio.

 

 

Oficina virtual

Entre los servicios a los que se puede acceder a través de un business center destaca el que se conoce como Oficina Virtual.

El servicio de Oficina virtual incluye la domiciliación fiscal y comercial de la empresa junto a una serie de servicios que van desde la atención personalizada y multilingüe de llamadas y su notificación por correo electrónico hasta asistencia administrativa, control de paquetería o atención de visitas.

 

 

 

Aulas de formación y salas de reuniones

El alquiler de oficinas y despachos en un centro de negocios incluye, normalmente, el uso por determinado número de horas, de salas de reuniones o de aulas de formación.

Adicionalmente, pueden contratarse por horas tantas veces como se necesite. De este modo, los espacios se pagan solo por el uso que realmente se les da, sin necesidad de mantener durante todo el año espacios de trabajo infrautilizados.

Por otra parte, es el propio business center quien se ocupa de mantener los espacios impecables, con acceso a la tecnología más avanzada y con los servicios de soporte que el cliente requiera.

Además, se pueden contratar servicios complementarios y de tipo puntual como los espacios para eventos especiales, servicios de catering, mensajería, etc.

En síntesis, los business center ofrecen espacios profesionales de alta calidad que se encuentran siempre en funcionamiento y actualizados, para poder iniciar la actividad en el momento en que se necesite, limitando trabas burocráticas y ahorrando tiempo y dinero respecto al que, tradicionalmente, había que dedicar a la puesta en marcha de una oficina.

Esta entrada también está disponible en: Catalán