Ventajas de escoger un Business Center frente a una oficina tradicional

  |   Blog

Cada vez son más los emprendedores que optan por un Business Center a la hora de buscar una oficina para su negocio. Según el reciente Estudio sobre espacios flexibles, dichos espacios de trabajo son, efectivamente, una alternativa en auge y que se espera que siga creciendo en los próximos años.

¿Quién necesita un Business Center?

Start ups, autónomos y pymes son los principales perfiles que optan por ubicar sus negocios en espacios flexibles como coworking y centros de negocios, en lugar de buscar oficinas tradicionales.

Uno de los motivos es, según el Estudio sobre espacios flexibles, que dichos espacios ponen a la persona en el centro y permiten a las empresas adaptarse a las nuevas realidades.

Una ventaja especialmente valorada por las empresas es, por ejemplo, el acceso a tecnología de calidad. Concretamente, las empresas valoran, según el mismo estudio, la calidad profesional de Internet (91%), la VPN (24%) y el acceso a servidores (18%).

Los emprendedores valoran, además, otros servicios como el networking y los eventos (34%). Y es que los Business Center responden también a los nuevos usos que las empresas esperan de sus espacios de trabajo como, por ejemplo, la socialización, las zonas de descanso, el networking, etc.

Business Center: ahorro de tiempo y de dinero

Encontrar un espacio adecuado, reformarlo si es necesario, adquirir mobiliario, equipamientos, contratar servicios de suministros, de limpieza, de seguridad… Establecerse en una oficina tradicional requiere una serie de pasos previos que implican una enorme inversión en tiempo y en dinero.

En cambio, alquilar de oficinas y despachos en un Business Center permite empezar a trabajar desde el primer día en espacios acondicionados y totalmente equipados con la última tecnología.

Flexibilidad: el espacio que se adapta a tu empresa

La oficina tradicional impone restricciones importantes para el desarrollo de la empresa, en comparación con la flexibilidad que aportan los espacios de los Business Center y coworking. Una de ellas es, precisamente, el espacio físico del que disponemos.

Y es que la oficina tradicional no está pensada para plantillas dinámicas, que pueden ampliarse y reducirse de forma más o menos regular en función del volumen de negocio y de los proyectos que se emprendan.

La mayor temporalidad de los trabajos lleva a las empresas a necesitar espacios flexibles que puedan adaptarse fácilmente a los distintos tamaños que su plantilla puede ir adoptando, algo que sí consiguen los Business Center, dado que ofrecen no un simple alquiler de espacio sino servicios adaptables a las necesidades cambiantes de las empresas.

En general, al tratarse de una prestación de servicios y no de un contrato de alquiler, suelen establecerse períodos de un año que se pueden ir prorrogando.

Imagen y profesionalidad

La temporalidad y la flexibilidad no están reñidas, sin embargo, con la profesionalidad. Todo lo contrario: los centros de negocios aportan a las empresas servicios como los de la oficina virtual, con los que el empresario podrá contar con:

  • Atención de llamadas telefónicas con el nombre de la empresa, a veces con posibilidad de atención multilingüe.
  • Notificaciones y recepción de paquetería.
  • Domiciliación de la empresa en la ubicación del centro de negocios, que suele ser céntrica y de prestigio.
  • Servicios de coffee break y catering.

Estas ventajas no solo permiten que el emprendedor trabaje en condiciones óptimas sino que mejoran de forma notable su imagen respecto al exterior, tanto por lo que respecta a clientes, proveedores o colaboradores.

Además, la empresa puede disponer de servicios complementarios pero que, en el día a día, son imprescindibles para su desarrollo:

  • Uso de Internet, servicios de limpieza, climatización, etc.
  • Asesoría empresarial.
  • Servicios de reprografía y material de oficina.
  • Aparcamiento.
  • Servicios de secretariado.
  • Ordenadores, proyectores, equipos para videoconferencias, etc.
  • Espacios de networking, zonas de descaso o espacios exteriores.
  • Salas de espera.

Otra ventaja de los centros de negocios frente a la oficina tradicional es la posibilidad de disponer de espacios adicionales cuando sea necesario, como salas de reuniones y aulas de formación.

Los centros de negocios o espacios de coworking son espacios, en resumen, que liberan al empresario de las rigideces de la oficina tradicional y que le permiten despreocuparse de multitud de molestias relacionadas con la contratación de servicios y acondicionamiento de espacios. Los Business Center están destinados a ayudar al emprendedor a hacer crecer su empresa, permitiéndole dedicar el máximo de esfuerzos al verdadero objeto de su negocio.

 

Esta entrada también está disponible en: Catalán